top of page

LGBTQ+

Aktualisiert: 29. Juni

Der Juni neigt sich dem Ende zu, und ich hoffe, wir hatten alle die Gelegenheit, auf irgendeine Weise die Freude zu feiern, in einem Land zu leben, in dem man GAY PRIDE feiern kann.




Lo que hoy nos parece evidente en una sociedad moderna, democrática y abierta, es decir, el derecho a ser como queremos ser o como la naturaleza nos creó, era todavía una utopía hace unas décadas. La generación de mis hijos apenas puede imaginarlo y no tiene ni idea de cómo luchamos y sufrimos para conseguir esta obviedad.


Aún recuerdo una conmovedora historia a finales de los años 90 que me abrió los ojos sobre lo que significa vivir en una sociedad como la mía, la española, a pesar de que llevabamos mucho tiempo viviendo en una sociedad democrática y abierta. No hay que olvidar que España fue uno de los primeros países en legalizar las parejas del mismo sexo. Por aquel entonces, yo era profesora de canto en el Coro Filarmónico de Gran Canaria y mantenía una relación a distancia con mi ahora marido. Nos veíamos una vez al mes y cada separación de él en el aeropuerto era un drama del que tardaba varios días en recuperarme; la distancia cuando estás enamorado en los primeros años es realmente dura, sobre todo en tiempos sin smartphones.


Un estudiante que tenía entonces vivía con su novio, que también tenía una relación en otra ciudad. Cuando hablé con él, me dijo:


- Sí, pero al menos podrás darle un beso en el aeropuerto cuando te despidas de él.


Y entonces se abrió ante mí un mundo de posibilidades aún más tristes, a saber, que tendría que despedirme de mi amado durante un tiempo sin siquiera poder tocarlo.


En una ciudad como Las Palmas de Gran Canaria, donde el carnaval es casi un desfile del orgullo gay, donde casi inventamos las drag queens que desplazaron el interés de la gala de la reina del carnaval a su propia gala, ni siquiera dos chicos podían abrazarse o darse un beso de despedida en un aeropuerto.


Desde entonces hasta hoy han pasado "sólo" 25 años...".


Pero, ¿quién nos garantiza que la libertad, la naturalidad de vivir tu vida sexual o asexual como quieras sea para siempre? NADIE...


La religión, o mejor dicho las tendencias intolerantes de las religiones llevadas al extremo, las dictaduras teocráticas de países con gobiernos dirigidos por autoridades religiosas (lo explico por si alguien no conoce el término...), las ideologías extremas de grupos terroristas en Oriente Medio, las dictaduras políticas de gobiernos en Eurasia.... En todos estos países se sigue encarcelando, torturando, vilipendiando y asesinando a personas por el mero hecho de ser GAY.


Me parece muy extraño que la comunidad LGBTQ+ tenga hoy un motivo para celebrar el Orgullo Gay pero no para denunciar lo que el resto de la humanidad sufre en estos países. No se trata de que te llamen lesbiana o maricón en el colegio, de que no te dejen besar a tu novio o novia en público (en muchos de estos países también está prohibido si eres heterosexual), sino de que te roben la vida por ser lo que las autoridades esperan que seas.


La comunidad LGBTQ+ debería ser la primera en mover ficha a la hora de no dejar que estas influencias ideológicas se filtren en los países en los que tanto han luchado por conseguir lo que han logrado. Todos deberíamos arrimar el hombro para garantizar que ninguna de estas ideas enfermas que provienen de un Dios inexistente e intolerante (si Dios existe... entonces seguro que le importa un pimiento lo que hagamos en la cama) vuelva a tener cabida en nuestras vidas cotidianas.


A decir verdad, estoy muy enfadada con este tema, también me entristece ver que la torre de marfil en la que vivimos en Europa y EEUU nos ha puesto un velo delante de los ojos que nos impide ver dónde está el verdadero peligro de la regresión.... Se ha luchado tanto para llegar hasta aquí, tanta gente ha muerto y sufrido en nuestros países para llegar hasta aquí. Estamos traicionando su legado de lucha y sacrificio para crear una sociedad libre en la que podamos como adultos, ser y hacer el amor como nos plazca.


Yo, que no soy nadie, pero que no puedo callarme, no les traicionaré. Por eso escribo lo que pienso en este blog, aunque nadie me lea. Porque no es sólo lo que me pide el corazón, sino también mi deber y mi conciencia como ciudadana que vive y quiere vivir en una sociedad donde se celebre el AMOR y el SEXO entre adultos en TODAS SUS FORMAS. Porque es un regalo de la vida...y repito, si es que existe, que no lo creo.... de DIOS.

40 Ansichten0 Kommentare

Aktuelle Beiträge

Alle ansehen

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page